Nuestra pasión es transformar personas, trabajos, carreras y empresas.

Publicado en la revista Aptitus, el 08/10/2018

En 1993, en plena ola de privatización, DBM Perú introdujo el concepto del Outplacement en el país. Los empresarios pensaron que era una locura. ¿Quién iba a pagar para ayudar a recolocar a aquellos colaboradores que había que despedir? Hoy, la empresa que lidera Inés Temple desde entonces, posee la penetración más importante de Outplacement a nivel Latinoamérica, lo que habla del sólido liderazgo de la firma en materia de transición de carrera y desarrollo de talento. Esta premisa ha llevado a sus ejecutivos a repensar las dinámicas de sus procesos, migrando del Outplacement al Active Placement.por un modelo que se basa en la productividad mancomunada de los ejecutivos y profesionales en transición laboral, el apoyo de varios consultores, y tecnología de vanguardia, para acelerar el logro de sus objetivos laborales.

¿Cómo asume LHH DBM Perú el concepto de trabajo en la era digital?

Creo que las transformaciones no vienen solo de un enfoque digital, sino también de una perspectiva exponencial. Las organizaciones que no son capaces de crecer, para atender a sus mercados y clientes de manera distinta, y repensar sus modelos de negocios quedan fuera de juego. Todo esto ha determinado que el mundo del trabajo se haya transformado radicalmente. Ha cambiado la manera de reclutar, entrevistar y contratar a las personas. Y también la manera de encontrar trabajo. Ha sido vital replantear todos nuestros procesos internos y de consultoría para asegurar una transformación que nos permita reforzar nuestro lema: Hoy nuestra pasión es transformar personas, trabajos, carreras y empresas.

¿Ese es el foco de la evolución del Outplacement al Active Placement.?

Antes nuestra orientación era ayudar a las personas a pasar por el trauma del desempleo. Hoy, el foco está en que el proceso de transición sea dinámico y asertivo. A través de un mensaje por Whatsapp la mitad de la ciudad ya sabe que saliste. Por eso, es importante empezar a trabajar antes de que la noticia se haga pública. Incluso, a veces, la gente se va de viaje y se dedica a hacer trámites, desenfocándose completamente. El mensaje principal del Active Placement es que tú eres dueño de tu carrera, por lo tanto tú eres responsable de la calidad de tus servicios y del nivel de tu empleabilidad.

¿Qué dinámicas involucra la metodología Active Placement?

Continuamos dando mucho apoyo emocional, pero nos enfrentamos a una fuerza laboral que ha cambiado. Muchos millennials y gente que entiende que los ciclos laborales son cada vez más cortos. Ciertamente, hay personas que vienen luego de trabajar 36 años en una empresa, pero también están quienes se dan cuenta de que tienen que aterrizar corriendo. Desde el día en que sales de una empresa tienes que actualizar tu perfil de Linkedln. En buena cuenta, saber qué decir tanto en el mundo virtual como en el real. Comunicar un mensaje apropiado de cambio y tener claro qué quieres hacer y hacia dónde va la demanda por ti. Así mismo, se utilizan herramientas tecnológicas con inteligencia artificial, la asistente virtual ELLA y la plataforma Digital Talent Exchange, para conectar rápidamente con oportunidades laborales a nivel global. En el 2017, el 90% de las personas mejoró o igualó su puesto anterior y el 77% mejoró o igualó su sueldo anterior. Los resultados son súper buenos, pero no queremos caer en la trampa del éxito.

¿Esta metodología busca promover el desarrollo de liderazgos?

Con el Active Placement trabajamos muchísimo el liderazgo. Liderar es hacerte cargo. Tenemos la ventaja de trabajar con muy buenos perfiles que vienen de destacadas empresas. Sin embargo, estar desempleado, aun cuando hayas negociado tu salida, es un cambio que desestabiliza. Los humanos necesitamos ser parte de una comunidad e identificarnos en función a nuestro rol como adultos. Ayudamos a las personas a reconocerse en ese proceso, logrando que escuchen, quieran cambiar y aprender.

¿Cuál es el porcentaje etario predominante entre los candidatos, de cara a la transformación digital? El que no está familiarizado con ello aprende aquí y rápido porque es una parte fundamental. Mucha gente idealiza a los millennials. Así como los hay extraordinarios, también hay quienes que no tienen un perfil ideal. El 27% de nuestros candidatos tiene entre 30 y 40 años y el 2% es menor a 30 años. El 46% tiene entre 41 y 50 años, el 21 % está entre 51 y 60 años y solo el 4% es mayor a 60 años. Es de resaltar que no solo ayudamos a la gente a recolocarse. El 30% se decide por un negocio propio o la consultoría y el 2% opta por la jubilación activa. Tener momentos de ocio sí, pero también hacer cosas que motiven y, ojalá, permitan generar dinero para seguir creciendo. Primero, no hay plata que aguante y, segundo, se pierden las cosas más importantes que requieren los adultos: poder, entendido como la capacidad de tener una idea y hacerla realidad; adrenalina; logros; retos y comunidad.

¿Qué particularidades se dan entre personas de estas generaciones?

Las personas que más se complican tienen entre 28 y 35 años porque vienen de un despegar del éxito profesional y no tienen, necesariamente, la madurez para enfrentar una situación no planeada que supone un duro golpe. Le siguen las personas de más de 55 años, a quienes sus familias y amigos les dicen: ya te vas a jubilar. ¿Quién te va a contratar?

Bajo ese enfoque, ¿la experiencia laboral seguirá representando un valor agregado?

La experiencia bien empaquetada. Algo importante que brindamos es el sentido de comunidad. Primero, todo el mundo trabajaba en oficinas y luego todos quisieron irse a trabajar a sus casas. Hoy, estamos en un péndulo, representado por las oficinas compartidas, dado que necesitamos energía, apoyo logístico y calidez para trabajar. Somos animales sociales. Hay años donde las estadísticas dicen que el 18% de las posiciones que consiguieron los candidatos o los negocios que quisieron emprender provienen de la comunidad que compartieron aquí.

¿Cuál es el propósito de LHH DBM Perú con esta evolución?

Queremos contribuir a que los ciudadanos en el Perú tengan un alto nivel de empleabilidad y que se suban al tren de la transformación digital. La única manera de conseguir que el país sea competitivo es asegurar nuestra productividad. Y eso se logra cuando uno es dueño de su carrera y sabe lo que tiene que hacer. Por eso escribimos el libro Usted. S.A. Tu carrera es tu empresa, manéjala como tu mejor negocio. Haz lo que realmente te gusta y para lo que tengas talento natural.

Ver original