¿Tienes lo que se requiere para emprender con éxito?

Publicado el 31.01.2018 en América Economía

Todos los días se crean empresas, pero también hay un alto porcentaje de negocios que quiebran antes del tercer año. Ser empresario brinda muchas satisfacciones, pero no es una tarea nada fácil. Si bien nueve de cada 10 peruanos sueña con emprender, no todos nacimos para hacerlo. Comparto algunas reflexiones sobre el perfil ideal de un empresario exitoso:

1. Tener buena salud. Quien inicia su propio negocio trabajará muy duro por muchas horas y probablemente sin vacaciones por mucho tiempo. Hay que tener buen físico para aguantar 10, 12 u 18 horas de trabajo, sin descanso ni de fines de semana, sobre todo al comienzo.

2. Controlar y dirigir. El empresario tiene la necesidad de controlar y dirigir: tenerlo todo bajo control, estar encima de todo y saber todo lo que pasa en el entorno de su negocio, pero sin perderse en el detalle.

3. Confianza en sí mismo. Debe confiar que puede lograr sus retos, que va a perseverar hasta llegar a la meta, que no se va a rendir a la primera, ni a la décima vez. Fracasa sin derrumbarse y se vuelve a poner de pie.

4. Sensación interminable de urgencia. No es alguien que deja pendientes. El empresario tiene la necesidad de hacer las cosas bien, rápido y lo antes posible, porque tiene que pagar la planilla y a los proveedores, debe conseguir nuevos clientes y no puede dejarle espacio a la competencia.

5. Percepción global. Un empresario exitoso no solo está pendiente de su negocio, sino de su entorno, de la economía, su sector, del índice de confianza, de la crisis económica. Está muy conectado con la innovación y la tecnología.

6. Ser muy realista. Un emprendedor exitoso es consciente de que, por más energía que ponga, no puede cambiar la realidad. Pisa tierra y no vive de fantasías irrealistas. Tiene muchos sueños que lo empujan y motivan, pero sabe que tiene que enfrentar el día a día con una mirada realista.

7. Inteligente. Es perspicaz, siempre está muy atento a lo que ocurre, con ganas de enterarse y conocer cada vez más. Tiene una capacidad intelectual lo suficientemente buena para entender su negocio y los riesgos que pudiera enfrentar. Tiene interés en aprender.

8. Baja necesidad de estatus al comienzo. Cuando uno empieza su negocio hace todas las funciones del caso: portero, mensajero, asistente, gerente de márketing, jefe de atención al cliente, etc., hasta que el negocio despegue. Hay cero reconocimiento y muy poco estatus por un buen tiempo.

9. Excelentes relaciones interpersonales. El empresario exitoso tiene que tener la habilidad de hacer los contactos y relaciones necesarias para el éxito de su negocio. Es vital vivir tendiendo puentes y abriendo puertas.

10. Estabilidad emocional. Es muy difícil emprender. Hay subidas y bajadas como en una montaña rusa emocional. Hay que tener temple, fuerza y madurez, ya que las cosas tienden a ser mucho más duras de lo que se pensaba. Emprender puede ser una actividad a veces muy solitaria e ingrata, pero la perseverancia es cualidad clave y fundamental para lograr salir adelante.

Ver PDF