Infografía: 10 cosas que la gente ’empleable’ no hace

Diez-cosas-que-la-gente

Infografía basada en el artículo publicado en la revista Aptitus, el 11/03/2014

Ver artículo original 

1.- No asume que su trabajo durará para siempre.
La gente muy empleable sabe que los trabajos duran mientras le convengan a ambas partes. Y que no les pagan por ir a trabajar sino por agregar valor claro, medible y cuantificable. Que lo importante en el trabajo es aportar, generar resultados, expandir la red de confianza, aprender y seguir creciendo.

2.- No viven enfrentados a su jefe.
Por el contrario, lo asumen y lo tratan como a su mejor cliente. Se preocupan que a su jefe le vaya bien. Son leales con él, se ganan su confianza y lo ayudan a crecer. De ser necesario le enseñan a ser un mejor jefe. Se responsabilizan por desarrollar la relación de confianza y apoyo mutuo.

3.- No se encierran o aíslan.
Comprenden que sus redes de confianza son vitales para el éxito de su carrera y las desarrollan antes de “necesitarlas”. Socializan y se interesan genuinamente por el bienestar de los demás. Comprenden que las relaciones humanas positivas son siempre de dos vías. No manipulan. Saben que los miembros de su red de confianza son sus mejores “vendedores” y los tratan siempre con respeto y consideración.

4.- No se desactualizan.
No se quedan contentos con saber sólo lo que ya saben. Buscan aprender, crecer, saber más y profundizar en los temas. Se informan e investigan continuamente, leen. Leen diarios, revistas y libros. Toman cursos regularmente, asisten a seminarios y congresos. Se mantienen actualizados y vigentes en su especialidad y en su sector.

5.- No se resignan a su suerte.
Son ambiciosos, se establecen metas exigidas, hacen sus planes de carrera a largo plazo y los revisan semestralmente. Buscan crecer y seguir desarrollándose para mantenerse competitivos y vigentes. No tienen actitudes de víctimas ni culpan a los demás.

6.- No se ven como empleados de nadie.
Son muy lúcidos en manejar su carrera como a su mejor negocio propio. Como empresarios saben que están en el negocio de vender servicios profesionales de calidad. No se engañan creyéndose “seguros” laboralmente sólo por tener un cliente fijo que les paga regularmente a fin de mes.

7.- No tienen el ceño siempre fruncido.
Saben que su carisma es clave para generar confianza y que su imagen y reputación depende mucho de su actitud. Saben que no pueden cambiar la cara que tienen, pero si que pueden cambiar la cara que ponen. Son generosos en dar reconocimiento a las personas con las que interactúan. Generan buen clima.

8.- No hacen el mínimo esfuerzo posible.
Hacen mucho más de lo que normalmente les piden. Se interesan genuinamente por los temas y se hacen cargo de los problemas. Son disciplinados, trabajadores y se esfuerzan más que los demás.

9.- No descuidan su marca personal
Saben que como profesionales viven de su talento, de su marca y de su reputación. Se manejan con integridad y seriedad en todos los campos de su vida. Cuidan su imagen digital tanto como la real. Saben que el reto es elevar siempre el valor de su marca personal.

10.- No viven en intrigas ni “amarrando” la información.
Son abiertos, comparten el conocimiento, las amistades y la información no confidencial. No hacen juegos políticos ni participan en chismes, intrigas o deslealtades.