Lo que esperamos de un líder

Publicado en Diario El Comercio, el día 12/03/2022

Hoy que sufrimos tanto por no tener líderes admirables en posiciones claves para el futuro de todos – sino quizá más bien todo lo contrario – creo que es vital preguntarnos ¿qué esperamos de un líder? Antes, preciso tres ideas: no se es líder solo por ocupar un rol o cargo de “poder”; para ser un buen líder no se requieren aptitudes extraordinarias, carisma nato o dotes de oratorias; los adultos que asumimos responsabilidades reales hacia otras personas, grupos u organizaciones, ejercemos de facto el rol de líderes, nos consideremos tales o no. Así, nos toca a todos estar muy claros sobre lo que se espera de un líder.

Aquí algunas ideas:

  1. Integridad para actuar de manera coherente con valores y principios. Los líderes no normalizan conductas indignas para relativizar sus faltas o carencias. Tampoco se victimizan.
  2. Madurez para aceptar las propias limitaciones y rodearse con responsabilidad de equipos de gente más capaz y preparada que ellos mismos, para avanzar en beneficio de todos.
  3. Coraje. Los buenos líderes tienen el carácter necesario para decir la verdad, aunque ésta sea dura y para hacer lo correcto, aún a riesgo de su popularidad.
  4. Transparencia para mostrarse tal cual, con sencillez, humildad y autenticidad. Duplicidades o vidas paralelas sólo sirven para perder la confianza y el respeto de la gente.
  5. Respeto real por su rol de líder, por el desarrollo de las personas que de él o ella dependen y por el objetivo de bien común que juntos persiguen.
  6. Conciencia plena del impacto y consecuencias que sus creencias, actitudes y acciones tienen en la vida, las oportunidades y el futuro de quienes de él o ella dependen.
  7. Los líderes cumplen lo que ofrecen y prometen. No mienten ni asumen que podrán engañar a todos con impunidad.
  8. Predictibilidad. Nadie espera que el líder sea perfecto, pero si ojalá predecible para ser confiable, sin conductas oscuras o inconsistentes que espantan.
  9. Humanidad, cercanía y calidez. El líder empatiza con el dolor y las dificultades de su gente y tiene un interés genuino por su bienestar, desarrollo y felicidad. No finge para la foto, las encuestas o las redes.
  10. Energía. El líder moviliza hacia sueños comunes que entiende, comunica y promueve; energiza hacia el esfuerzo de todos por alcanzarlos.
  11. Visión para entender lo importante de una situación, conectar los puntos y ambicionar un mejor futuro para todos. Sin una visión compartida y bien comunicada no se avanza ni menos se inspira a nadie a dar lo mejor de sí.
  12. Capacidad para aprender y aprender a aprender más rápido. Flexibilidad, adaptabilidad y mente abierta para evolucionar y cambiar de paradigmas cuando es necesario hacerlo.
  13. Propósito de servicio para hacer que primen siempre los intereses, el bienestar y las oportunidades para su gente. No lidera sólo para su ego o su bolsillo.
  14. Decencia para no caer en las fauces de la deshonestidad, la mediocridad, la pequeñez, de demagogia o el populismo.
  15. Pudor para cuidar su reputación, sus actos, su nombre y su lugar en la historia, sea esta la historia familiar, institucional, de una organización o un país.

Ver link original



PUBLICACIONES RELACIONADAS
Abr
30
El Comercio, ElComercio.pe

Publicado en Diario El Comercio, el día 30/04/2022 “Respeto es que no jueguen con nuestro futuro como si no importara”. ¿Qué es una de las cosas que más valoramos en nuestros líderes? Que nos respeten. ¿Qué es lo más valioso que esperamos recibir de las…

Sep
27
El Comercio

Publicado en diario El Comercio (Perú), el 28/09/2021 “Los buenos líderes protegen (o tratan de proteger) a su gente de peligros reales, pero igual los exponen a la realidad sin disfraces ni tapujos. Tienen el carácter, el valor y la garra para decir no cuando…

Abr
11
El Comercio

  Publicado el 11/04/2021 en Diario El Comercio (impreso y web) “Apúrate por favor que estamos retrasados y la invitación para el almuerzo es a la 1:00 p.m.”, me comentó un amigo ya algo mortificado por mi demora. Mi respuesta –era yo una persona mucho…