Cuando esto pase

Publicado en elcomercio.pe, el 26/04/2020

Cuando esto pase, y pasará, muchos emergerán transformados. Y la crisis les habrá servido para descubrir su verdadero carácter, garra y fuerza interior. Y con esa nueva seguridad personal forjada por semanas de reflexión, dolor, miedo, impotencia y muchísimos cambios, encontrarán que la experiencia les sirvió para evolucionar y transformase, hacerse más fuertes y, más sabios.

Cuando la economía empiece a despertar, quienes lograron mantener sus ojos puestos en el futuro –pese a lo difícil que esto es en medio de tanta incertidumbre– avanzarán más rápido y más lejos que los demás, serán mucho más competitivos y relevantes. Conquistarán nuevas cumbres personales y profesionales. Lo mismo harán aquellos que escogieron mirar la situación desde distintas perspectivas para tratar de cambiar su actitud –y lo consiguieron–, ayudando a los demás a ver el vaso medio lleno, con esa resiliencia y liderazgo que inspira, motiva y calma a los demás.

Quienes optaron por fortalecer –o reparar– sus vínculos con familiares, amigos, colegas, clientes o proveedores con interacciones virtuales más cercanas, auténticas y colaborativas, disfrutarán de lo mucho más que pueden hacer o alcanzar juntos.

Los que vía su flexibilidad, adaptabilidad y capacidad para auto motivarse lograron mantener a raya su estrés, angustia y ansiedad –evitando esa negatividad que paraliza, destruye y ciega– encontrarán que la nueva realidad está lista para dejarles ver mejores oportunidades, posibilidades y alternativas que a quienes no sucumbieron al abandono o la autocomplacencia.

Cuando esto pase, y pasará, sabremos claramente quienes se excusaron en la crisis para actuar y comportarse en un “ahora vale todo”, actuando sin solidaridad, sin empatía, corrección o coherencia con los valores que predicaban tener. El mercado los recordará, pero aún están a tiempo a corregir.

Quienes actuaron con máximo respeto y consideración hacia su gente, aún en medio de la crisis y desesperación, sabrán que nada paga mejor que la lealtad y el compromiso de quienes se sienten valorados y respetados, incluso cuando es imposible o casi imposible mantener la relación o las condiciones como eran antes. Los que obraron con humanidad y respeto serán admirados y apoyados.

Aquellos que comprendieron que la crisis trajo una gran oportunidad para crecer, aprender y desarrollar nuevas habilidades profesionales, pero, sobre todo humanas, emergerán con un mejor perfil profesional y más demanda por sus servicios profesionales o empresariales, en un mercado más selectivo y mucho más competitivo. Quienes puedan abrir su mente ante nuevos paradigmas o modalidades de trabajo o servicio, serán los ganadores en la nueva realidad.

Cuando esto pase, y pasará, muchos emergerán con nuevas alas y con más ganas para volar más alto, listos a perseguir nuevos y mejores sueños, redefinidos éstos por la nueva normalidad.

Juntos agradeceremos por todo lo que esta situación nos ayudó a forjar y a quienes tanto hicieron por nosotros. Y rebotaremos.

Ver artículo



PUBLICACIONES RELACIONADAS
May
24
El Comercio, ElComercio.pe

Entender y conducir nuestra oferta laboral como nuestro mejor negocio propio permite una actitud empresarial donde entendemos que no nos pagan por “trabajar”, sino por agregar valor

May
14

Ver video Publicado en el canal de Youtube de APD Perú el 14/05/2020 Muchas gracias a APD por permitirme participar en su espacio “A menos de un metro de ti” y reflexionar sobre el rol de liderazgo que debemos mantener en un momento de incertidumbre…

May
10
El Comercio, ElComercio.pe

Publicado en elcomercio.pe y Diario El Comercio el 10/05/2020 Piensen ahora en uno o dos momentos muy difíciles de sus vidas –nos dijo el facilitador– y anótenlos en su cuaderno. No estoy para recordar ahora los momentos duros que ya viví, pensé. Como si hubiera…