Tener éxito en otro lado

Publicado en el diario El Comercio (Perú), el 17/02/2019 

A veces las personas, de practicantes a gerentes, no están contentas en su trabajo. Y por eso no le ponen el 100% de su empeño, su creatividad o su buena onda a los encargos o los proyectos que les asignan, ni tampoco a sus responsabilidades. Este descontento genera una productividad limitada, pocos logros de valor, y a veces, caras largas en general.  Y el círculo vicioso se establece peligrosamente: no están contentos, por ende, no les va bien y esto los hace estar menos contentos aún. En situaciones como esas, muchas veces es mejor pensar en tener éxito en otro lado.

De igual forma, cuando la buena actitud y las ganas decaen, si uno no se siente valorado o reconocido, difícilmente dará lo mejor de sí mismo. Eso impactará directamente en la percepción de otros sobre nuestro compromiso, lealtad y la calidad de nuestro trabajo. Si uno no es capaz de remontar su descontento y de auto motivarse poniendo las cosas en perspectiva, lo mejor es pensar en tener éxito en otro lado. 

Y es que estar infeliz en el trabajo, puede afectar mucho la marca personal. El no conseguir los resultados esperados por ese descontento que puede volverse pernicioso, puede afectar la reputación y crear un callejón sin salida. ¿Quién podrá luego referir positivamente a alguien que no generó, no contribuyó o no logró los resultados esperados? Cualquiera haya sido el origen de ese descontento, justificado o no, pasa a ser irrelevante. De cualquier forma, trabajar sin entusiasmo, compromiso o pasión, puede ser, potencialmente, un harakiri para nuestra imagen y reputación. Y puede hasta quizá, borrar de un plumazo el recuerdo de todos los años en los que estuvimos contentos, con buena actitud y rindiendo bien. Para evitar situaciones como esas, es mejor definir cuanto antes nuestro plan para tener éxito en otro lugar. 

¿Cómo hacerlo bien?  Lo mejor es no esperar a llegar al límite de nuestra paciencia y comunicar a las personas adecuadas, nuestra decisión con suficiente tiempo e idealmente, con mucha antelación. Y en el ínterin, tratar de cambiar la perspectiva y poner nuevo empeño en el trabajo mientras continúa el vínculo laboral. Cumplir las metas y los encargos sin romper la comunicación con jefes y colegas es muy importante para facilitar una trasferencia de puesto ordenada, entrenar al reemplazo, etc. Mantener las buenas relaciones y la moral alta del equipo harán evidentes nuestra calidad profesional y personal.

La madurez y el profesionalismo con el que nos manejemos esos últimos días con todos y a todo nivel serán claves para nuestra marca personal y nuestra buena reputación. Y es que las referencias que se dan de nosotros vienen siempre asociadas a nuestras actitudes y comportamientos de los últimos días en el trabajo. Ser leales, correctos, productivos, cálidos y con buena actitud en todo momento y, especialmente, luego de acordada la salida, será lo que nos permita salir por la puerta grande y alcanzar en otro lado todo el éxito que queremos y merecemos tener.

Ver artículo

Véase también en: 

Web Info Capital Humano



PUBLICACIONES RELACIONADAS
Feb
12
El Comercio, ElComercio.pe

Cada cierto tiempo, y sobre todo en una coyuntura tan complicada como la actual, conviene revisar la vigencia de nuestro plan B profesional. El plan B es un plan para aterrizar de pie si el plan A va de caída.

Abr
11
El Comercio

  Publicado el 11/04/2021 en Diario El Comercio (impreso y web) “Apúrate por favor que estamos retrasados y la invitación para el almuerzo es a la 1:00 p.m.”, me comentó un amigo ya algo mortificado por mi demora. Mi respuesta –era yo una persona mucho…

Nov
26
Diario Del País

Publicado en diario Del País, el 26/11/2020 Evento se lleva a cabo por primera vez de manera 100% virtual y reúne a miles de jóvenes, autoridades, representantes de empresas y organizaciones de México, Chile, Colombia y Perú. Este 24 de noviembre se dio el V Encuentro de Jóvenes de la Alianza…