Nuestro primer coach

Publicado el 13/05/2017 en El Comercio

Quería compartir con ustedes algunos de los retos y culpas que tuve que enfrentar cuando mis hijos eran chicos, tal como muchas otras mamás y papás profesionales que trabajamos muchas horas fuera de casa. Pero estaba entrando en el tema y no puede sino pensar en mi mamá, quien tanto me ayudó en mi desarrollo y luego con mis hijos cuando eran chicos. Ella ya no está, así que hoy escribo desde el corazón – creo que cuando nos toca compartir aprendizajes valiosos, éstos generalmente vienen de la vida personal, donde volcamos nuestras verdaderas emociones y afectos -.

Nuestras mamás son nuestros primeros líderes y nuestros mejores coaches: gracias a ellas nos atrevemos a hacer cosas que nos sentíamos ni remotamente capaces de hacer. Nos cuidan y nos protegen, pero también logran sacar lo mejor de nosotros. Ellas nos impulsan a crecer por encima de nuestras propias metas, nos animan a vernos triunfar. Mi mamá siempre creyó en mí. Ella me daba energía y confianza. A veces hasta sentía que ella era mi fan, aunque nunca entendía por qué tenía esa fe en mí – me tomó años sentirme segura de mi misma. Al final del día no existe nadie más como nuestras mamás para creer en nosotros e inspirarnos. Ese rol no tiene horario y lo podemos hacer bien, trabajemos dentro o fuera de la casa.

Cuando tuve que salir a trabajar para sacar a mis hijos adelante fue ella quien me ayudó tanto a cuidarlos frente a las larguísimas horas de trabajo y los tantos viajes como me tocó hacer. Mi mamá era abogado y master en literatura, pero escogió no trabajar fuera de casa. Se dedicó a formar a dos generaciones de mi familia y lo hizo con mucha felicidad, sin culpas y con mucho “profesionalismo”.

Hoy la tecnología nos permite organizarnos mejor y estar siempre cerca de nuestros hijos estemos donde estemos si tenemos que trabajar mucho fuera de casa. Felizmente las culpas por no pasar más tiempo con los hijos no son más tema de conversación relevante en el mundo ejecutivo. Hoy la medida claramente es la calidad no la cantidad.

Dicho eso, es muy importante que las empresas tomen consciencia de que están dejando muchas oportunidades de importante talento escondido en sus casas. Existen muchas mujeres talentosas que han estudiado y hecho maestrías en las mejores universidades que muchas veces se quedan en casa porque las empresas donde trabajaban no les dieron la oportunidad de tener más flexibilidad en horarios o formas de trabajo.

Se trata de profesionales altamente empleables y responsables que valoran tanto la oportunidad de poder seguir contribuyendo, ganando dinero, avanzando en su carrera y creciendo a su ritmo y a sus tiempos, generándose una relación en la que ganan todos. Pocas empresas lo ven así y siguen con modelos del pasado que fuerzan a estos talentos a escoger la opción de dejar de lado su desarrollo profesional por no tener quizá el gran apoyo que tuve yo con mi mama supliéndome en muchas de las ocasiones importantes de los chicos donde realmente no podría estar por el trabajo. Por mi parte no me queda sino seguir agradeciendo a mi mama, mi primer coach, todo lo que siempre hizo por nosotros.

Ver PDF 

Imagen: Google Images

 



PUBLICACIONES RELACIONADAS
Jul
18

Hola a todos, quiero compartir nuevamente con ustedes el primer webinar corto sobre “Estrategias para buscar trabajo con éxito”, con información clave para quienes están en proceso de encontrar trabajo. Serán 4 videos que iré publicando semana a semana. Espero les sea de mucha utilidad…

Feb
12
El Comercio, ElComercio.pe

Cada cierto tiempo, y sobre todo en una coyuntura tan complicada como la actual, conviene revisar la vigencia de nuestro plan B profesional. El plan B es un plan para aterrizar de pie si el plan A va de caída.

Dic
21
ElComercio.pe

Publicado en elcomercio.pe, el 21/12/2021 “Si no inventas tu futuro, terminarás viviendo el futuro de alguien más”. La idea me sacudió la primera vez que la escuché. Si no visualizo mi futuro, mi vida, mi carrera; si no los sueño, pienso, diseño o anhelo con claridad,…